Mi intervención en la presentación del documento Reorganizar el sistema de Cuidados

Este lunes, 2 de marzo, Podemos organizó la presentación del documento sobre cuidados que nos había encargado a Bibiana Medialdea y a mí. Aquí está el documento completo. Aquí el vídeo completo de la presentación

Creo que ha merecido la pena el esfuerzo para tener un documento síntesis con nuestra propuesta del cambio estructural a una sociedad en igualdad, propuesta que espero asuma Podemos y también todos los demás partidos. ¿No sería una gran alegría que por una vez todos coincidieran en lo que hay que hacer en beneficio de la ciudadanía?

La cuestión, ahora, es que este tema no caiga otra vez en el olvido. Como dije en la presentación, ese es el auténtico peligro. La estructura social actual, injusta, obsoleta y deslegitimada, solo se mantiene a base de escamotear el debate. Ojalá no lo permitamos. Con ese deseo, comparto aquí mi intervención en el acto de la presentación. Espero que os guste y, en todo caso, os pido que potenciemos el debate social en torno a estos temas.

Mi intervención, 2 de marzo de 2015:

Bibiana ha sintetizado el diagnóstico sobre el actual sistema de cuidados. ¿Cuál es la solución? Tenemos que recuperar nuestro maltrecho sistema de protección social. Pero tenemos que hacerlo de tal forma que todas las necesidades estén incluidas y que todos los derechos estén garantizados. Para ello, basta aplicar coherentemente los principios que deben guiar una política social integradora:

El primero es el principio de solidaridad: a cada cual según sus necesidades: la inmensa mayoría de la población no puede cubrir los riesgos individualmente. Es el sistema público quien tiene que asegurar esa cobertura colectiva.

El segundo es el principio de capacidad: de cada cual según sus  posibilidades. La sociedad necesita la contribución de todas las personas en función de su renta y de su disponibilidad.

El tercero es el principio de la ciudadanía universal e individualización de derechos y deberes, que supone que todas las personas sean independientes económicamente toda su vida y con igualdad de oportunidades en todos los ámbitos. Los derechos son para las personas (repito: para todas las personas), y no para esa figura obsoleta y autoritaria llamada “cabeza de familia”, pero desgraciadamente aún en vigor.

Pues bien, basta con aplicar estos tres principios, y la amplia experiencia internacional de la que disponemos, para diseñar un sistema de cuidados realmente democrático, eficiente y sostenible. Continue reading Mi intervención en la presentación del documento Reorganizar el sistema de Cuidados

Documento “Reorganizar el sistema de cuidados”

Bibiana Medialdea y yo hemos elaborado un documento titulado “Reorganizar el sistema de cuidados: condición necesaria para la recuperación económica y el avance democrático”. Lo hemos hecho a petición de la Ejecutiva de Podemos, y esperamos que sea un instrumento para lanzar a toda la sociedad este debate.

Esta tarde tendrá lugar una primera presentación que se retransmitirá en directo en http://youtu.be/AhBGBLkvw9w

Podemos publicará el documento en su web. Y yo os pido que lo difundamos y debatamos en todos los ámbitos. Que llegue a todos los movimentos sociales, a toda la sociedad. Porque la sociedad aspira a una sociedad en democracia e igualdad. Solo necesitamos voluntad política para avanzar hacia ella!

Los PPIINA100%: ¿que modelo de sociedad queremos?

En la PPIINA llevamos mucho tiempo trabajando por una reivindicación emblemática de una sociedad en igualdad. permisos iguales, intransferibles y pagados al 100% (lo que implica aumentar el permiso de paternidad a las 16 semanas que ya tienen las madres).

A lo largo de los últimos 10 años hemos elaborado argumentos, hemos convencido a la sociedad civil, ¡hemos conseguido que el Congreso de los Diputados se pronuncie por unanimidad a favor de esta reforma! Hemos hecho cuentas, hemos discutido cómo imaginamos esa sociedad y qué otras medidas se necesitan para avanzar hacia ella.

Aquí están los materiales de la última jornada de debate: “Los PPIINA100%: ¿qué modelo de sociedad queremos?”

En la web de la PPIINA tenemos muchos más materiales: argumentos económicos, cuentas que demuestran la viabilidad…. Y tenemos sobre todo una Propuesta de Ley de Reforma de los Permisos, que está registrada en el Congreso de los Diputados desde hace más de 2 años y allí sigue, esperando que algún grupo parlamentarios se digne a proponer su discusión en el Pleno.

Seguimos luchando por una sociedad democrática. Una sociedad en la que todas las personas podamos ser sustentadoras/cuidadoras en igualdad.

El embarazo de Susana Diaz como oportunidad

En publico.es

La Presidenta de Andalucía está embarazada y todos los medios de comunicación se lanzan a las especulaciones: ¿influirá este acontecimiento en el calendario electoral? ¿Qué repercusión tendrá sobre sus tareas de gobierno?

Por otro lado, los mismos medios preguntan a diestro y siniestro: ¿cree usted que  la presidenta debería tomarse sus 16 semanas de maternidad para dar ejemplo, al contrario de lo que hicieron Soraya Sáenz de Santamaría y Carme Chacón? Así, mal si Díaz se coge el permiso, y mal también si opta por no hacerlo.

He aquí una oportunidad para reflexionar sobre tamaño disparate. ¿No es curiosa esa permanente exigencia a las mujeres de que hagan algo y a la vez lo contrario? O aún peor: como nadie puede tocar las campanas y estar en la procesión, la pregunta siguiente es qué hace Susana Díaz en ese alto cargo si ello implica necesariamente tener que elegir entre ser una mala presidenta o una mala madre. A Segolene Royal se lo preguntaron explícitamente cuando se presentó a las elecciones presidenciales francesas: “¿Quién va a cuidar de sus hijos?”. Y ella se vio obligada a justificarse: “Ya son mayores”.

Por otro lado, es curiosa la pertinaz sorpresa ante algo que ya se ha producido tantas veces. ¿No ha sido ya demasiada noticia la descendencia de las políticas? En cambio, nadie repara en que un político vaya a tener una criatura. Con algunas excepciones, bien es verdad, pero en esos casos la noticia es que se tomen dos semanas de permiso, como hizo Jordi Sevilla cuando era ministro, o una semana a tiempo parcial, como Tony Blair cuando era presidente. Una o dos semanas en lugar de nada, porque en general pareciera que los hijos/as de los hombres políticos se cuidaran solos.

El caso de las mujeres y los hombres políticos es excepcional, pero tiene un efecto simbólico importante. Simbólico es que hoy en España, cuando nace una criatura, el padre solamente tenga dos semanas de permiso, o sea la octava parte que la madre. Por el contrario, imaginemos que el permiso de paternidad se equiparara al de maternidad, como propone la PPIINA, de tal forma que los padres tuvieran sus 16 semanas intransferibles y pagadas al 100% para poder ejercer su derecho en igualdad con las madres: ¿se le harían entonces las mismas preguntas a las políticas? Estoy segura de que los medios buscarían a los políticos para ver si daban ejemplo a los hombres, y así todos ejercieran el derecho y el deber de cuidar a sus hijos que la ley les habría concedido. O, si reconocieran que el puesto de ministro o presidente es excepcional, la misma excepcionalidad se aplicaría a las ministras y presidentas.

Leer artículo completo en publico.es

Desigualdad de género en las pensiones: ¿por el buen camino?

Según  el dato que acaba de publicar la Agencia Tributaria sobre todas las pensiones públicas percibidas en 2013 (excluyendo orfandad), la pensión media masculina es un 41% superior a la femenina.

A estas alturas ya existe una amplia conciencia de que estos datos reflejan, en diferido, la desigual situación de las mujeres en el mercado de trabajo. La cuestión es qué hacer para arreglar semejante injusticia y si vamos por el buen camino. Para encontrar la respuesta, es necesario antes disolver dos malentendidos que flotan en el ambiente:

1) La desigualdad en las pensiones va disminuyendo en la medida en que más mujeres se van jubilando.  Es decir existe un efecto de las cohortes. ¿Cierto o falso?

Esta creencia es lógica, pues solemos pensar que vamos evolucionando a mejor, y más en un país como España en el que la incorporación de las mujeres al empleo formal y la asunción del principio de igualdad son fenómenos relativamente recientes. Pero esta creencia, a pesar de ser comprensible, es radicalmente falsa: si comparamos cohortes según la Agencia Tributaria, en 2013 la brecha para el intervalo de 66 a 75 años es del 48%, y para mayores de 75 años es del 35%; es decir, la brecha es mayor para la cohorte más joven.

Leer entrada completa en Agenda Pública