Cuidados, hombres y mujeres: tres posibles directivas europeas para la igualdad salarial

La brecha salarial entre hombres y mujeres apenas ha variado en los últimos años. Para recordárnoslo, la Comisión Europea celebra cada año el día europeo por la igualdad salarial, de fecha variable según los cálculos anuales. Así, en 2013 y 2014 esta celebración ha tenido lugar el 28 de febrero, ya que “las mujeres deben trabajar actualmente de manera «gratuita» 59 días hasta situarse en el mismo nivel salarial que los hombres” (ver nota de prensa de la CE). Otra de las iniciativas de la Comisión Europea es un video en el que muestra la injusticia que supone la brecha salarial de género y concluye con la frase: “Actúa contra la brecha salarial”. La pregunta inevitable es: ¿cómo siguen sin verse los frutos de tantos esfuerzos y desvelos?

Leer entrada completa en la Revista Con La A

Permisos iguales, intransferibles y pagados al 100% para papás y mamás

Los datos de  la última Encuesta de Población Activa tienen sexo: el número de hombres empleados aumenta este trimestre en 164.900, mientras que el número de mujeres empleadas disminuye en 13.900. Y esta solo es una instantánea general que podemos completar con las diferencias entre las tasas de empleo a tiempo parcial, de temporalidad, de precariedad, etc.

Estas diferencias tienen su reflejo en los ingresos: según los últimos datos publicados por la Agencia Tributaria, el número de mujeres asalariadas tendría que crecer un 20% para alcanzar el número de hombres asalariados; y el salario anual medio de las afortunadas que lo tienen tendría que crecer un 32% para igualar el salario anual medio masculino.

Leer entrada completa en eldiario.es

La PPIINA llama a la ciudadanía a debatir sobre el modelo social

Me hago eco de la NOTA DE PRENSA emitida por la PPIINA. Creo que ha llegado el momento de que la ciudadanía se plantee que este modelo social es injusto e insostenible. No solamente se trata de recuperar el estado de bienestar embrionario que teníamos y nos están quitando. Se trata de mejorarlo por dos vías: 1) incluir las necesidades que hasta ahora están desatendidas porque se supone que las realiza la familia (léase: las mujeres); y 2) eliminar los elementos que promueven la división sexual del trabajo. Cuando los movimientos sociales, afortunadamente, nos lo estamos cuestionando todo, ES EL MOMENTO DE DEBATIR!

 

 

Mónica de Oriol: ¿lo que no se nombra no existe?

La Presidencia del Círculo de Empresarios de Madrid se ha disculpado por la forma de sus declaraciones pero ha reiterado que su intención era poner sobre la mesa un gravísimo asunto: “Las empresas prefieren contratar mujeres menores de 25 años o mayores de 45 para evitar el ‘problema’ de que se queden embarazadas”. ¿Cierto o falso? De los numerosos estudios al respecto, tomemos uno reciente: casi un 50% de mujeres declaran que la maternidad afecta negativamente a su trayectoria laboral. Respecto a la selección de personal en las empresas, más de la mitad de las personas encuestadas piensa que se discrimina a favor de los hombres. En conclusión: si eres madre el mercado de trabajo te penaliza. Si no lo eres también, por el solo riesgo de serlo.

Así pues, el problema existe.

Leer entrada completa en Público.es