La maternidad de Susana Díaz: he aquí una serpiente de verano

21/07/2015

Parece que tenemos servida una pequeña serpiente de verano: el debate en torno a la maternidad de Susana Diaz. Por mucho que ella diga que se toma mucho más permiso que otras (el mes de agosto), no se librará de figurar en la lista junto a Carme Chacón, Soraya Sáenz de Santamaría y las que se presenten, culpables todas de no atender suficientemente a sus criaturas. Por supuesto, si alguna se tomara las 16 semanas sería declarada culpable de abandonar el Gobierno.  En cualquier caso, culpable. Culpable, en realidad, de pretender ser madre responsable y responsable política al mismo tiempo.

Con este estado de cosas, es muy comprensible que las ministras tengan muchas menos criaturas que los ministros. Sin embargo, he aquí un hecho que, a pesar de suceder profusamente, nunca es noticia: “El ministro X acaba de ser padre”.

Leer entrada completa en eldiario.es »

Confusión

Comparto aquí mi intervención en el Foro de Debate organizado por Espacio Público (el tema eran las Rentas Mínimas, pero el debate derivó….):

En la actualidad nos encontramos con sistemas de rentas mínimas desiguales por CCAA y en general muy insuficientes (como destaca Miguel Laparra aquí, es encomiable el caso de El País Vasco). Por ello, tal como señala la ponencia de Carlos Bravo, el establecimiento de la Renta Mínima Garantizada como un derecho general es urgente, y más en la situación de emergencia social en la que nos encontramos.

Cabe destacar que, afortunadamente, esta no es ninguna idea nueva sino un mecanismo de último recurso que ya funciona en muchos países, en consonancia con los demás elementos de los sistemas de impuestos, prestaciones y servicios públicos que conforman los estados de bienestar más avanzados (aunque ninguno perfecto).

La experiencia internacional demuestra que esta medida, convenientemente gestionada, no crea trampas de pobreza ni otras catástrofes.

Naturalmente, tendríamos que seguir discutiendo sobre cómo perfilar este derecho y sobre qué otras medidas son igualmente importantes.

Leer entrada completa en Espacio Público

¿Ortorexia o avaricia de la industria alimentaria ?

En plenas vacaciones de la Semana Santa, uno de los telediarios de mayor audiencia emitió una típica “noticia” de relleno o consejo vacacional: ¡cuidado con la ortorexia!

La Ortorexia u Orthorexia es una supuesta enfermedad cuya definición es “la obsesión por comer sano“. Lo que me pareció más alarmante de la noticia es que citaba como fuente a la Organización Mundial de la Salud, según la cual esta enfermedad afectaría al 28% de la población.

He ido a buscar las fuentes y no he encontrado referencias concretas a la OMS, ni siquiera en la página oficial del “inventor” de esta enfermedad . Vaya, igual la OMS no ha llegado tan lejos, aunque no me hubiera extrañado.

Sin embargo, la noticia no es nueva. Continue reading ¿Ortorexia o avaricia de la industria alimentaria ?

¿Es posible cambiar las mentalidades sin cambiar las estructuras patriarcales?

Algo importante ha cambiado en las últimas décadas. Las mujeres nos hemos incorporado masivamente a la educación reglada y al empleo; en la mayoría de los países tenemos ya los mismos derechos civiles que los hombres y podemos llegar a las más altas responsabilidades. Los gobiernos realizan declaraciones a favor de la igualdad; las eventuales meteduras de pata machistas por parte de personas públicas son inmediatamente reprobadas. No podemos añadir que hay muchas “políticas de igualdad”, pero sí las ha habido durante un tiempo. Ha habido institutos de la mujer, unidades de género en las instituciones, congresos, cursos…. Pero ¿cómo ha cambiado la vida de la mayoría de las mujeres? Y sobre todo, ¿qué perspectivas tiene de cambiar?

Leer entrada completa en Revista Trasversales

¡Amordazad a elementos peligrosos como la PPIINA!

El Ayuntamiento de Madrid le ha negado a la PPIINA el permiso para poner una mesa informativa en un parque de Madrid sin ofrecer la posibilidad de hacerlo en otro sitio. Y es que la negativa no se debe a que en el lugar solicitado vaya a darse alguna circunstancia particular. Por el contrario, el argumento es muy simple: “la utilización de la vía pública está prevista con carácter general para su uso común por todos los ciudadanos, salvo las instalaciones previstas normativamente (puestos, kioscos, terrazas de veladores, etc)“.

Así que queda claro: la ciudadanía a pasear y a consumir. ¿Qué es eso de plantear una idea sin vender nada. y encima pidiendo cambios y criticando al Gobierno por su inactividad? ¿Qué es eso de preocuparse porque los padres no tienen derechos para cuidar a sus bebés, porque las mujeres no encuentran su lugar en el empleo, o porque la tasa de pobreza infantil es en nuestro país la segunda mayor de Europa? Tonterías peligrosas. Lo importante es que la economía está viendo la luz al final del tunel, aunque nosotrxs lo veamos cada vez más negro.

Amordazar y narcotizar, esa es la política de este Gobierno. Ante ella, debemos mostrar nuestra indignación y movilizarnos por la libertad de expresión amordazada. Pero, a la vez, sin perder un minuto, tenemos que saber qué sociedad queremos y qué necesitamos para conseguirla. Porque no solo es importante saber qué es lo que no queremos sino, fundamental, dónde queremos ir. Y eso lo tenemos que debatir y decidir desde abajo. ¡Ahora!

Si quieres una sociedad en igualdad, una sociedad en la que todas las personas sean sujetos de derechos plenos, donde los padres puedan cuidar de sus bebés, donde todas las mujeres puedan ser independientes económicamente y no tengan que elegir entre maternidad y empleo…. El momento es ahora

Participa el sábado a las 12:00 en la manifestación virtual que convoca la PPIINA para protestar contra el atropello que supone esta prohibición y para recordar: ningún partido puede decir que está por la igualdad si no impulsa los permisos iguales, intransferibles y pagados al 100%. Quienes están aún en el Parlamento que se apresuren a hacer algo en el poco tiempo que les queda. A quienes no están, por sus programas les conoceremos.

Visita la web o el twitter de la PPIINA (@PPIINA) para conocer detalles. ¡La vamos a liar!