Ajedrez: estadística nada más… !y nada menos!

El 13 de enero en Público leo sobre un estudio: “por qué las mujeres no triunfan en el ajedrez”.

No da la referencia del estudio. No sé si se referirá al que comenta Ed Yong en este intereantísimo post. Explica Ed Yong que, en un artículo publicado en Proceedings of the Royal Society, Merim Biladic analiza los datos de jugadores y jugadoras de ajedrez y concluye que, con las pocas mujeres que juegan, es ‘estadísticamente lógico’ que no haya más mujeres en la cima. En concreto, llegan menos mujeres que hombres simplemente porque la probabilidad de que alguien del grupo menos numeroso llegue a las mismas cotas que alguien del más numeroso es menor. O sea,  es simplemente una cuestión lógica demostrable con un modelo estadístico: llegan menos mujeres porque hay menos que lo intentan. Al menos por eso.

Y las feministas sabemos que a eso hay que añadirle los múltiples desincentivos y trabas que se les plantean a las mujeres que juegan. Pienso que habría que tener en cuenta en el modelo estadístico la diferente dedicación de hombres y mujeres (la dedicación de las mujeres a todos los deportes, aún en la alta competición, es menor.- hay muchas evidencias de esto) .

Y también está la cuestión de que, a la misma dedicación, las oportunidades son menores (entrenador/a, oportunidades de entrenar con los/as de tu nivel, medios, etc).

Y luego, ya fuera de esto, está el tema de por qué hay menos mujeres que se dedican. Aparte de lo que pasa en las familias, ¿qué pasa en las escuelas? Todo un mundo.

Mujeres y deporte: un tema para dedicarse. Con todo lo que hay sobre ‘mujer y deporte’ , echo de menos estudios que documenten y expliquen las ‘diferencias’ y propongan soluciones. Pero no solamente un tallercito por aquí y otro por allá, que también como experiencias piloto son imprescindibles. Y tampoco me refiero a una subvencioncita para un equipito, porque eso es una coartada para decir que hacemos algo. Me refiero a soluciones reales, de esas que cambiarían el estado de la cuestión (aprovechando las experiencias piloto, sí, claro!). Me refiero a cambiar la actuación de todo el sistema educativo, a formar a profesores y profesoras, a vigilar y cambiar las prácticas de todo lo que se haga con dinero público, a asegurarse de que el 50% del presupuesto público dedicado a deportes va dirigido a mujeres, de que el 50% de espacio en los medios de información públicos está ocupado por el deporte de mujeres, etc etc.

Compañeras feministas, trabajemos en esta dirección! Y ojalá se cree un Ministerio del Deporte, porque nos dará posibilidades para luchar para que no sea (que lo será) un Ministerio del Futbol Masculino!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *