¿Es posible cambiar las mentalidades sin cambiar las estructuras patriarcales?

Algo importante ha cambiado en las últimas décadas. Las mujeres nos hemos incorporado masivamente a la educación reglada y al empleo; en la mayoría de los países tenemos ya los mismos derechos civiles que los hombres y podemos llegar a las más altas responsabilidades. Los gobiernos realizan declaraciones a favor de la igualdad; las eventuales meteduras de pata machistas por parte de personas públicas son inmediatamente reprobadas. No podemos añadir que hay muchas «políticas de igualdad», pero sí las ha habido durante un tiempo. Ha habido institutos de la mujer, unidades de género en las instituciones, congresos, cursos…. Pero ¿cómo ha cambiado la vida de la mayoría de las mujeres? Y sobre todo, ¿qué perspectivas tiene de cambiar?

Leer entrada completa en Revista Trasversales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *