Ninguna mujer nace para puta

Pepa Bueno en el programa de la CadenaSer Hoy Por Hoy: – Aconsejaría Ud a su hija o a su hermana ser prostituta?

Albert Rivera (líder del partido “Ciudadanos”): -No, al contrario, intentaría disuadirle. Pero si alguien decidiera hacerlo voluntariamente no le criminalizaría ni dejaría de existir para mí

Esta respuesta contiene dos falacias. La primera que las prostitutas son de cualquier clase social. Falso. Como regla general, no son hijas de políticos ni nacen en familias de la clase media o alta. La segunda es que las prostitutas deciden serlo voluntariamente. Falso. Como regla general, son mujeres que se ven abocadas a ello, y si se les ofrece asistencia social, laboral, médica y policial están encantadas de abandonar esa actividad en la que se ven atrapadas.

Me hago eco del manifiesto lanzado por Rosa Cobo, Forum de Política Feminista y Asociación Nosotras Mismas (copio aquí abajo). Antes, como siempre que hablo de prostitución en este blog, linko aquí este artículo corto y clarividente

Manifiesto: NINGUNA MUJER NACE PARA PUTA

En el contexto de las elecciones municipales y autonómicas hemos observado que algunos partidos llevan en sus programas la regulación de la prostitución. Ante este hecho manifestamos nuestra solidaridad con las mujeres que ejercen la prostitución y nos oponemos rotundamente a que sean perseguidas o penalizadas de cualquier forma. Reclamamos políticas públicas para aquellas mujeres que deseen abandonar la prostitución y rechazamos esa institución que tantos beneficios está proporcionando al capitalismo neoliberal.

Manifestamos que:

1.- Ninguna mujer nace para puta: la pobreza, la falta de recursos y la desigualdad entre hombres y mujeres están en el origen de la prostitución.

2.- La prostitución es fundamental para el nuevo capitalismo, pues mercantiliza no sólo la naturaleza, el dinero y el trabajo, sino también  los cuerpos de las mujeres.

3.- La prostitución se ha convertido en una gran industria, vinculada a la economía criminal y con poderosos brazos en otros sectores económicos hasta el extremo de ser en estos momentos la segunda fuente de beneficios a nivel global.

4.- La prostitución no crece espontáneamente: el Banco Mundial exige a los países que han recibido un préstamo de ayuda estructural que organicen en su país un sector económico alrededor de ocio que incluya la prostitución.

5.- Los cuerpos de las mujeres que se venden en el mercado del sexo pertenecen a mujeres migrantes que han sido expulsadas de sus países por la falta de recursos y la pobreza. La prostitución se alimenta de la feminización de la pobreza y de las mujeres de países que tienen altas tasas de pobreza.

6.- La prostitución, el sexo pagado frente al sexo pactado, reproduce y realimenta en la sociedad la desigualdad sexual: el deber de las mujeres de gustar a los hombres y buscar su placer, y el derecho de estos a no gustar ni dar placer a su pareja sexual, sino dinero.

Abril 2015

Rosa Cobo, profesora de Sociología del Género de la Universidad de A Coruña

Fórum de Política Feminista

Asociación Nosotras Mismas. Chamberí (Madrid)

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *